Significado emocional de la ciática.

Biodescodificación 53 Visitas

Cuando hablamos de “Ciática” nos referimos a un dolor que va desde la parte baja de la espalda y que irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático hacia las caderas y los glúteos, incluso hasta la pierna y en algunos casos hasta los dedos de los pies. Suele afectar a un solo lado del cuerpo.

La ciática se produce con más frecuencia cuando una hernia discal, un espolón óseo en alguna vértebra o un estrechamiento de la columna vertebral (estenosis del conducto vertebral) comprimen parte de la raíz del nervio ciático. Esto causa inflamación, dolor y, a menudo, entumecimiento, hormigueo o sensación de calambre en la pierna afectada.

Simbología y posibles causas emocionales

En cuanto al sentido biológico de la ciática debemos buscar conflictos relacionados con el movimiento:

  • Noción de desplazamiento. Querer ir a algún sitio o avanzar hacia algún proyecto pero hay algo o alguien que te lo impide.
  • También la situación inversa, verse obligado/a a ir a algún sitio, o a hacer algo que no deseas.
  • Si irradia por la zona externa de la pierna (Meridiano de Vesícula Biliar según la MTC, Medicina Tradicional China), hay que buscar algo relacionado con dudas en relación a qué camino tomar en ese momento de vida. Se le puede añadir en este caso sentimientos relacionados con el rencor.
  • Si irradia hacia la zona posterior de la pierna (Meridiano de Vejiga según la MTC), añadimos la noción de territorio, relacionado con la vivienda, lugar de trabajo, incluso el propio cuerpo.
  • Si irradia por la zona interna de la pierna, zona de aductores, se puede buscar algún conflicto en relación a la sexualidad.
  • Conflictos relacionados con el dinero. En muchas ocasiones el dinero es imprescindible para materializar proyectos, cambios,… Una persona puede sentirse impotente para avanzar en su vida debido a la dificultad para conseguir el dinero suficiente o porqué han surgido gastos inesperados y ya no podrá destinar ese dinero al proyecto personal.

Como norma general hay que identificar qué es lo que impide hacer el dolor, ya que, con toda seguridad, nos llevará a la causa del conflicto, sea en relación a no poder caminar (avanzar, desplazarte,…), o impide tener relaciones sexuales, etc.

Un ejemplo puede ser el de una persona que no está nada a gusto con su trabajo debido al ambiente laboral de su empresa, y que cada día se le hace muy difícil ir a trabajar. En un caso así, el dolor de ciática que le impide caminar, le va a impedir ir a trabajar. Este es el mecanismo que se puede activar a nivel biológico, a partir de tensiones emocionales internas. Estas pueden generar tensiones físicas en la musculatura de la columna vertebral, llegando a la compresión del nervio ciático y el consecuente dolor.

En otros casos puede estar relacionado con la sexualidad. Querer tener relaciones con la pareja pero por algún motivo, no poder. O el caso contrario, tener relaciones que en realidad no le apetecen, sin ganas. Esto puede generar sentimientos de desvalorización en cuanto a la sexualidad, que algunos casos provocará tensiones emocionales de suficiente magnitud como para generar tensión muscular, derivando hacia el dolor.

Si no te sientes identificado/a con las problemáticas expuestas, o aun viéndote totalmente  reflejado/a en alguna de las causas anteriores, el dolor no disminuye…  Se hace necesario el acompañamiento especializado de un/a Biodescodificador/a con el fin de ayudar localizar y a liberar las emociones y tensiones instaladas. Todo ello ajustándolo a tu realidad personal para que puedas acceder a los recursos necesarios para cambiar la situación, o los sentimientos respecto a la situación causante del malestar.

Compartir

Comentarios