Señales de que un hombre te necesita pero ya no te quiere

Amor 10 Visitas

Si piensas que puedes ser feliz con tu pareja porque dices “él me necesita” o “no puede vivir sin mí”, te estás equivocando. 

Que un hombre te necesite no es igual a que te quiere y menos que te valore. 

Si crees que debes estar para servirle o hacer todo lo que él quiera, no estás en una relación sana ni buena para ti. 

Cuando nuestra pareja nos exige, no nos respeta ni nos tolera es porque no nos ama. Solo quiere hacer las cosas a su conveniencia y controlarnos. 

Para el otro es fácil pedir y pedir, sin sentir que tenga un límite, porque ya está a tu lado y tú deberías ser feliz con eso, pero no es así. 

Cómo saber que él me necesita, pero no me ama 

1. Eres un premio para él. 

Y no le decimos de buena forma, él te ve como algo que puede presumir porque alimenta su ego y su imagen. 

Todos lo envidian por tenerte, pero él no ve lo valiosa que eres, sino lo que puede obtener a costa tuya. 

2. Exige, pero no da nada. 

Todo el tiempo te está exigiendo cariño, atención, cosas físicas y emocionales. Incluso, quiere que lo mantengas o le consientas con detalles y regalos. 

Sin embargo, nunca está dispuesto a darte y tampoco le nace ofrecerte lo mismo. 

Él está para recibir, no le preocupa si puedes o no dárselo. 

3. Te sientes sola. 

Si te preguntas todo el tiempo ¿él me necesita o me ama?, podrás descubrir que solo te quiere para que él se sienta mejor cuando te sientes sola cuando estás a su lado. 

Puede estar a tu lado, pero no sientes que te esté dando un buen amor o que realmente le interese tu bienestar. 

Incluso, si te sientes mejor cuando no estás con él, es claro que no te ama. 

4. Te da órdenes. 

Las palabras por favor y gracias no existen en su vocabulario o al menos nunca las ocupa contigo, a ti siempre te pide las cosas de forma exigente. 

No parece que quiera un favor, sino que obedezcas sus órdenes y hagas todo lo que a él le plazca. 

5. Es lindo cuando le conviene. 

Si en algún momento decides poner un límite a sus caprichos y falta de amor, él cambia radicalmente para mostrarte que sí te quiere. 

Se porta lindo, te brinda amor y está para lo que desees. Sin embargo, esto cambia radicalmente cuando él ya te ha convencido y ha obtenido algo a cambio. 

Vuelve a ser el mismo insensible y despreocupa hombre, hasta que vuelva a necesitar algo de ti. 

Compartir

Comentarios