Profecías sobre la tercera guerra mundial que impactan hoy en día

NotiVirales 25 Visitas

Desde Nostradamus hasta Baba Vanga, los antiguos testimonios de clarividentes se han reflejado en la realidad con el inicio de la invasión de Rusia para apoderarse de las tierras ucranianas.

Los intentos de Rusia para invadir Ucrania han ocasionado que los países expresen su preocupación ante los próximos movimientos que pueda realizar el Ejército de Vladimir Putin, el cual puede traer consecuencias de alto impacto a otros continentes, sobre todo en materia económica y política. Otra alerta es el gran número de latinoamericanos y ucranianos que aún no han logrado escapar de la zona de riesgo que viene siendo bombardeada de día y noche. Una pregunta que se ha expuesto en los últimos días es si esta guerra se vio venir. Para poner un contexto, Estados Unidos y el país gobernado por Volodímir Zelenski identificaron las intenciones de la autoridad rusa para retomar un conflicto armado que tiene un origen histórico.

Hay otro tipo de predicciones que se hicieron hace siglos y que detallaban este enfrentamiento que ya cobró sus primeras pérdidas humanas. Estas profecías indicaban que el mundo iba a sufrir por decisiones violentas para controlar naciones. Incluso, hay algunos registros religiosos que también esbozaban lo que haría Putin y su objetivo para que Rusia sea la gran potencia que tanto anhela.

Profecías de Nostradamus

El astrólogo francés profetizó una posible tercera guerra mundial para el 2022. En su manuscrito escribió que “la cabeza azul hará que la cabeza blanca dañe en tal grado que el bien de Francia para ambos será de tal magnitud y alrededor de la Gran Ciudad, habrá soldados alojados en campos y suburbios”. Según los expertos e interpretes asocian esta predicción a la invasión de un territorio europeo que desataría una matanza por poder. En sus publicaciones, Nostradamus detalló el atentado a las torres gemelas y la aparición de Hitler como un despiadado líder.

Baba Vanga

Entre las temibles profecías de Baba Vanga se encuentra una en la que explícitamente menciona al líder ruso Vladimir Putin. Ella describe el plan maquiavélico que se ejecutará para que Rusia prevalezca y se amplíe territorialmente. Incluso, especificó que no pasarían muchos años para que “logren apoderarse del mundo”. “Todo se derretirá, como si fuera hielo, solo uno permanecerá intacto: la gloria de Vladimir, la gloria de Rusia. Nadie puede detener a Rusia. Todos serán quitados por ella del camino y no solo serán guardados, sino que también se convertirá en el señor del mundo”.

Mhoni Vidente

La popular Mhoni Vidente, una de las personalidades con más presencia en la televisión mexicana, hizo una predicción a finales del mes de enero sobre los ataques de Rusia a Ucrania por dominar sus territorios. Ella declaró en una transmisión en vivo que el presidente ruso era “el tercer anticristo” como sucesor de Napoleón. Indicó que una guerra oculta estaba por vivirse para apoderarse del litio, que está en la mira de China. “Nunca empieces una pelea si sabes que la vas a perder. Esta ya no es una predicción, aquí empieza la tercera guerra mundial. Acaban de mandar mil soldados de Estados Unidos, de la OTAN, están en Ucrania. La carta de la torre indicar que Vladimir Putin quiere controlar todo. Rusia llegará a Cuba y Venezuela con todo el armamento y misiles. El que viene ganando la guerra es Rusia, será muy violenta. Ellos están peleando por litio, ‘el nuevo oro’. Es el ego, el poder, el presidente de Rusia es el diablo en persona. Esto no tardará en explotar”.

Apariciones de la Virgen María

Una serie de acontecimientos religiosos registrados en Ucrania y Rusia vuelven a cobrar vida en medio de la guerra. Según los relatos, la madre de Jesús realizó varias apariciones, que fueron reportadas al Vaticano, para dejar mensajes sobre lo que ocurriría con el fin de la rebelión rusa. El relato principal describe lo que ella deseaba para que no se origine una matanza. “Vendré a pedir la consagración de Rusia, mi corazón inmaculado y la comunión de reparación de primer sábado. Si mis deseos son satisfechos, el país se convertirá y reinará la paz. Sino, difundirá sus errores en el mundo, causando guerras y persecuciones a la Iglesia. Muchos buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho a sufrir y muchas naciones serán destruidas, pero al final, mi corazón inmaculado prevalecerá”.

Compartir

Comentarios