Esta mujer se sorprendió al ver que un bulto en su rostro en realidad era un parásito que vivía debajo de su piel.

NotiVirales 59 Visitas

Las enfermedades parasitarias son muy peculiares debido a que muchas de ellas afectan al hombre desde una perspectiva sumamente asombrosa, pues parecen historias ficticias o sacadas de cuentos de terror.

Cuando los médicos realizaron la exploración física, se percataron de un nódulo oblongo de movimiento superficial en el párpado superior izquierdo (la mujer había documentado que el bulto cambiaba de lugar desde sus párpados a su labio; también tomó fotos de estos cambios). Los médicos identificaron a un parásito en forma de gusano, al cual fijaron con fórceps y lo extrajeron quirúrgicamente; la identificación definitiva mediante una prueba molecular conocida como PCR (reacción en cadena de la polimerasa) arrojó que se trataba de un parásito llamado Dirofilaria repens.

La dilofilariasis es una enfermedad del tipo zoonótica (aquellas que se transmiten de animales a humanos) transmitida por mosquitos de los géneros Aedes, Anopheles, Culex y Taeniorhynchus; en humanos causa lesiones cutáneas y pulmonares, aunque ya se han reportado casos de dirofilariasis humana con localizaciones en grandes vasos mesentéricos, peritoneales, cordón espermático y en corazón. En este caso, la mujer comentó que había viajado a una zona rural en las afueras de Moscú y recordaba haber sido picada con frecuencia por mosquitos.

Después de la eliminación del gusano, la paciente se recuperó por completo.

El caso clínico fue reportado en el New England Journal of Medicine.

Compartir

Comentarios