Enrojecimiento ocular. Causas

NotiVirales 57 Visitas

El enrojecimiento ocular hace referencia al aspecto rojo de la parte normalmente blanca del ojo. El ojo se ve rojo o inyectado en sangre porque los vasos sanguíneos en su superficie se ensanchan (dilatan), aportando mayor cantidad de sangre al ojo. La conjuntivitis aguda suele hacer referencia a un enrojecimiento de los ojos causado por una infección viral específica.

Los vasos sanguíneos pueden dilatarse como resultado de

Infecciones
Alergia
Inflamación causada por algo distinto a una infección
Presión elevada en el interior del ojo, normalmente por glaucoma de ángulo cerrado agudo, en el cual aumenta la presión del fluido en la cámara frontal del ojo


Varias partes del ojo pueden verse afectadas, por lo general la conjuntiva (la membrana delgada que reviste los párpados y cubre la parte anterior del ojo), aunque también el iris (la parte coloreada del ojo), la esclerótica (la dura capa de fibra blanca que recubre el ojo) y la epiesclerótica (la capa de tejido conjuntivo entre la esclerótica y la conjuntiva).


En raras ocasiones, el enrojecimiento de los ojos es el único síntoma ocular. Puede sentirse lagrimeo, prurito, sensación de cuerpo extraño en el ojo, sensibilidad a la luz, dolor e incluso cambios en la visión. A veces aparecen síntomas que afectan a otras áreas del cuerpo, tales como secreción nasal o tos, o bien náuseas y vómitos.


Causas


Muchos trastornos pueden causar enrojecimiento ocular; algunos son urgencias, pero otros son leves y desaparecen sin tratamiento. El grado de enrojecimiento no indica la gravedad del trastorno. La presencia de dolor en el ojo o de problemas de visión sugiere con mayor probabilidad una causa grave.

Las causas más habituales del enrojecimiento de los ojos son

La inflamación de la conjuntiva causada por una infección (conjuntivitis infecciosa o conjuntivitis aguda)
La inflamación de la conjuntiva causada por una reacción alérgica (conjuntivitis alérgica)

También son causas frecuentes de enrojecimiento ocular los arañazos en la córnea (la capa transparente en la parte frontal del iris y la pupila) y los cuerpos extraños en el ojo. En estos casos, sin embargo, es más probable que el problema se considere una lesión ocular, dolor ocular, o ambos. Los arañazos en la córnea pueden producirse por las lentes de contacto o por objetos extraños o partículas pequeñas atrapadas bajo el párpado. En ocasiones, el aire muy seco puede causar cierto enrojecimiento de los ojos e irritación.

Las causas graves de enrojecimiento de los ojos son mucho menos frecuentes e incluyen úlceras corneales, queratitis por herpes simple (infección por herpes en la córnea), herpes zóster oftálmico (herpes en el ojo o alrededor de este), glaucoma de ángulo cerrado agudo y escleritis (inflamación profunda y dolorosa de la esclerótica)


Signos de alarma
En las personas con enrojecimiento ocular, ciertos síntomas y características son motivo de preocupación. Entre estos factores se incluyen los siguientes

Dolor intenso repentino y vómitos
Erupción en la cara, en especial alrededor de los ojos o en la punta de la nariz
Disminución de la agudeza visual
Una llaga abierta en la córnea


Cuándo acudir al médico


Debe distinguirse el dolor ocular profundo de la irritación. Las personas que tengan signos de alarma, en particular dolor profundo o cambios en la visión, deben acudir a un médico de inmediato. Si no hay signos de alarma, puede esperarse un par de días, pero la mayoría de los afectados prefieren acudir a un médico antes para poder iniciar pronto el tratamiento.

Compartir

Comentarios