Como saber si mi pareja ya no me quiere

Amor 18 Visitas

Hay una serie de señales que indican que la otra persona ha dejado de sentir lo que sentía por nosotras y puede estar pensando en querer cortar la relación. Te explicamos de qué forma puedes detectar que tu pareja ha dejado de amarte y te quiere dejar.

Todas estas señales indican que la persona ya no se preocupa de la misma forma por nosotras y ya no muestra su amor. Si bien esto puede tener otras explicaciones, como por ejemplo que la relación se haya asentado y ya no se esfuerce, todas ellas pueden ser una señal de alarma advirtiendo que ha dejado de querernos.

  1. Está más distante Una de las formas de saber que ya no te quiere es cuando notas que está más distante contigo sin motivo aparente. Ya no comparte su día a día como solía hacer ni se abre contigo para hablar sobre cómo se siente.

2. Dejas de ser su prioridad No importa lo ocupado que pueda estar; si tiene sentimientos hacia ti y le importas, hará lo posible por sacar tiempo para los dos. ¿Cómo saber si ya no te quiere? Una señal que lo indica es que ya no te dedica tiempo y dejas de ser una prioridad en su vida.

3. Se vuelve más egoísta Si tu pareja ha dejado de quererte, habrá perdido el interés en la relación y empezará a comportarse de forma egoísta. Ya no solo dejará de priorizarte, sino que solo se preocupará por otros aspectos de su vida.

4. Se molesta por cualquier cosa que hagas ¿Otra forma de saber que ya no te quiere? Cualquier cosa que digas o que hagas parecerá molestarle. Aquella broma que antes le hacía reír ahora le parecerá irritable. Cualquier conversación que podría haber seguido con entusiasmo en el pasado, ahora le cansará y se mostrará crispado.

5. Tarda en contestar tus mensajes Es normal que según avanza una relación y se va asentando, la intensidad y frecuencia con la que os enviáis mensajes se reduzca. Pero si vuestra conversación ya no fluye como antes o si parece ignorar tus mensajes por mucho tiempo, es una señal de que no tiene interés en mantener conversaciones contigo.

6. Quiere más espacio Si tu pareja de repente quiere más espacio para él, es una señal de alarma de que algo no va bien en la relación. Es normal que cada miembro de la pareja tenga su espacio y puede que en ese momento lo necesite por algún motivo.

7. No te apoya cuando lo necesitas Otra forma de saber si ya no te quiere es cuando dejas de sentir su apoyo cuando estás mal. La pareja puede ser un gran punto de apoyo en momentos difíciles y su preocupación por nuestro bienestar forma parte del vínculo emocional que formamos.

8. Se pelea por cualquier cosa Las discusiones son naturales en una relación de pareja saludable y no hay por qué preocuparse. Pero si ves que tu chico discute contigo por cualquier cosa y está a la que salta, puede ser una señal de que no está cómodo contigo ni con vuestra relación.

9. Ya no intimáis El sexo es una parte importante en las relaciones de pareja, pero es normal que con el paso del tiempo y la rutina, pase a ser una parte secundaria en vuestro día a día.

10. Ya no te muestra que te quiere Otra clara señal de que tu pareja ya no te quiere es cuando deja de hacer demostraciones de afecto. Insistimos, si la relación ya está muy asentada puede ser normal que ya no te muestre amor como en el primer día o que no te repita a menudo que te quiere.

11. Le molestan tus muestras de afecto Otra forma de saber que ya no siente lo mismo por ti es cuando tus muestras de amor y cariño parecen molestarle. Si le muestras tu amor con palabras y responde con evasivas, o si le abrazas y parece estar incómodo, es una clara señal de que ya no te quiere y no está a gusto con la relación.

12. Parece estar siempre de mal humor Si tu pareja no está a gusto contigo y con lo que tenéis porque ha dejado de quererte, estará crispado y de mal humor. Si no detectas qué puede estar causando este mal humor y parece estar así solamente cuando está contigo, es probable que su malestar sea la propia relación. Si ya no te quiere y está planteándose dejar la relación, seguramente estará nervioso y con malestar por cómo terminarla.

Compartir

Comentarios